Los créditos al consumo: ¿Cómo usar correctamente?

Ahorro

Written by:

Aunque este tipo de créditos son los más populares, los más solicitados y los más aprobados por los bancos tradicionales, la verdad es que no todos saben cómo aprovecharlos adecuadamente.

Y es que usar bien un crédito no solo significa aprovecharlo sin caer en morosidad, de hecho, existen algunos simples consejos que te ayudarán a hacer del crédito de consumo uno de tus mejores aliados.

  1. Antes de aceptarlo revisa si puedes pagarlo

Este paso es fundamental antes de aceptar cualquier tipo de crédito, de hecho, lo ideal es que analices tu capacidad de endeudamiento y a partir del cálculo que hagas escojas cual crédito de consumo es el adecuado para ti.

Esto, además de ayudarte a no caer en morosidad, te permitirá mejorar tu record crediticio al tiempo que favorecerá tu economía doméstica.

  1. Aprende a escoger el crédito para ti

Los bancos suelen ofrecer diversos tipos de créditos de consumo, que difieren entre sí no solo en su límite, también en los plazos de pago, en las  tasas de interés y en el tiempo muerto entre otros.

Saber elegir el correcto te ayudará a satisfacer tus necesidades sin arriesgarte a pagar más de lo que puedes o peor aún a exceder tu capacidad de pago.

  1. Nunca elijas la primera opción

Hoy en día, al existir tantas ofertas de créditos en el mercado financiero, lo ideal es que estudies tantas opciones como sean posibles, sin limitarte a una sola entidad financiera.

Ten en cuenta que en algún lugar, algún banco está ofreciendo el crédito específico con los beneficios y las características que tanto necesitas, solo basta con que te tomes un tiempo y elijas con sabiduría.

  1. Nunca pidas un crédito para salir de otras deudas

Un error muy común es solicitar un crédito con la idea de hacer frente otras deudas.

Esto aunque puede funcionar en un principio, suele terminar creando un círculo vicioso prácticamente interminable, que solo logra incrementar la deuda a causa de los intereses.

De hecho, algunos estudios financieros han mostrado como el 60% de quienes suelen recurrir a este hábito, terminan incumpliendo sus pagos en muy poco tiempo.

  1. Nunca aceptes más de lo que puedes pagar

Si has hecho tu tarea y conoces tu capacidad de endeudamiento sabrás que aceptar más dinero del que puedes pagar es una sentencia anticipada incumplir tus pagos.

En lo posible evita solicitar préstamos muy elevados, mientras menos dinero debas más sencillo será que saldes tus cuentas en poco tiempo.

  1. Paga de forma adelantada

En lo posible procura elegir préstamos con pago adelantado, esto te permitirá amortizar parte de tu deuda cuando y como lo desees, eso sí, siempre excediendo el pago mínimo estipulado en un principio.

Recuerda que pagar adelantado tus créditos, evitará que sumes mayor cantidad de intereses, esto implica que al final pagarás mucho menos dinero del que pensabas pagar en un principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *