“Motivos para no pedir un crédito”

Ahorro

Written by:

En la actualidad con la gran dinámica económica, las tendencias y el auge de las tecnologías en todos los sectores de la vida ha crecido de manera vertiginosa el consumismo, se gasta lo que no se tiene para adquirir lo último de la tecnología de terminales móviles, computadoras, la ropa de moda, entre otros. A veces cumplir con este estilo de vida nos pasa factura pues nos quedamos sin dinero para cumplir con obligaciones de importancia, cancelar el colegio, el alquiler, un tratamiento médico, entre muchas otras cosas que son más prioritarias que tener el celular del año. Entonces, caemos en la trampa de los créditos bancarios o en los famosos créditos rápidos online, los cuales tienen unas tasas de interés muy altos que terminan agravando nuestra situación financiera.

  En este artículo te traemos las razones principales por las que no es prudente pedir un crédito.

-Terminarás gastando el dinero. Si no tienes dinero no tiene sentido pedir prestado para regalar el dinero a otros. Si necesitas dinero para empotrar tu cocina al final terminarás pagando mucho más con los intereses. Sale mejor invertir el dinero o ahorrar para un gasto.

-Complicar tu gestión financiera. No es igual gestiona un dinero ganado con esfuerzo que uno que salió de la nada, esto terminará enredando tu manejo financiero hasta el punto de traerte graves problemas.

Más fácil gastar. Con dinero de créditos ejercer menos control para gastarlo, es decir inconscientemente tendrás una actitud diferente que con dinero propio.

Retrasos en pagos son costosos. Debes tener una gran disciplina financiera para pagar la cuota al día pues las consecuencias puede ser graves, cancelar más intereses, cargos por mora, entre otros.

Te hace vivir una vida artificial. El pedir créditos te hace gastar más de lo que ganas acabando tus ingresos reales lo que te traerá graves problemas financieros en el futuro. Viviendo con lo que ganas te permitirá planificar y crecer de acuerdo a tus posibilidades

Muy peligroso antes imprevistos. Quizás seas una persona muy disciplinada a nivel financiero y pagues al día tus créditos pero no has tomado en cuenta que puedes quedar sin empleo, o enfermarte o algún familiar y tengas que gastar más de la cuenta, fallas en tus cuotas y se te acumulará una deuda impagable.

Comprometer el futuro. Si tienes muchos créditos por pagar estas comprometiendo gran parte de tu ingreso a futuro, tendrás limitaciones para disponer libremente de tu dinero para invertir, para un viaje, para comprar algo que necesites pues ya tienes el dinero comprometido a futuro, y lo más grave es que nos aves que puede suceder en el futuro.

Malos hábitos con el dinero. Te acostumbraras a la inmediatez de los créditos y a no valorar el ahorro a largo plazo y el esfuerzo financiero, lo que fomentará gastar más de lo que se gana y destruir la capacidad de ahorros. Esto al final te traerá problemas estructurales en tu vida financiera y hasta dejarte en la bancarrota, un estado donde se hace difícil recuperarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *