¿A qué se refiere con Economía Colaborativa?

Ahorro

Written by:

El avance de las nuevas tecnologías ha hecho que aspectos tan básicos como la economía también se hayan visto afectados.

Uno de los cambios clave en los procesos económicos es el surgimiento de nuevas tendencias como la economía colaborativa.

¿Qué es la Economía Colaborativa?

Este nuevo modelo de consumo alternativo se basa en el intercambio de bienes y servicios sin que exista un intercambio monetario.

Por lo general, estos modelos de economía no su circunscriben al beneficio económico, más bien lo hacen en función de la satisfacción de necesidades muy específicas.

Para quienes operan en este sistema económico los bienes son considerados objetos de intercambio, pudiendo hacerse este intercambio por otros bienes y servicios que sean requeridos.

¿Cuántos tipos de Economía Colaborativa existen?

Según los teóricos de esta rama de la economía, existen al menos 4 tipos de economía colaborativa hoy en día.

 

  • Consumo colaborativo:

 

Por lo general se basa en el uso de plataformas digitales para el consumo e intercambio masivo, gratuito e incluso altruista de bienes o artículos.

Hoy en día es uno de los tipos de economía colaborativa con mayor popularidad.

 

  • Conocimiento abierto

 

Esta modalidad promueve la adquisición y consumo de conocimientos sin ningún tipo de barrera legal, económica o administrativa.

 

  • Producción colaborativa

 

Si bien, este modelo funciona de forma similar a los dos anteriores, la verdad es que este va un poco más allá, esto gracias a que lo que se ofrece también se produce dentro del modelo colaborativo.

 

  • Finanzas colaborativas

 

Los mejores ejemplos de estos modelos son los modelos de financiación como el  crowdfunding, un modelo en el que se aporta capital para proyectos de forma totalmente desinteresada.

¿Se obtienen beneficios al aplicar estos modelos?

Aunque estos modelos económicos pueden considerarse bastante recientes, la verdad es que a simple vista han demostrado poseer beneficios muy interesantes.

Por ejemplo, en la economía colaborativa el precio de prácticamente todos los bienes ofrecidos suele ser muy bajo, tanto que en algunos casos este resulta significativo.

La sostenibilidad ha sido otra de las características de estos modelos de economía, y es que al fomentar un segundo uso, los bienes suelen pasar por una red de usuarios antes de ser descartados.

De igual forma, la alta gestión de recursos que fomenta la economía colaborativa hace que el compartir sea algo más que común, lo que influye directamente en el precio de los bienes.

Esto último además implica que existirá una mayor oferta, lo que disminuye el costo de los bienes sin que afecte el devenir económico, algo impensable en otro modelo de economía.

Para terminar…

Si bien estos modelos han encontrado una barrera en los métodos económicos tradicionales, también es cierto que cada día, la economía colaborativa gana más defensores.

Esto hace que la tendencia de aplicación de este modelo avance de tal forma que en poco tiempo es factible que procesos tradicionales migren hacia su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *